En Venezuela definitivamente todas las opciones están sobre la mesa:Por Sergio Márquez Parales

En Venezuela definitivamente todas las opciones están sobre la mesa:Por Sergio Márquez Parales


En Venezuela definitivamente todas las opciones están sobre la mesa
América Latina es un gran tablero de ajedrez. Estados Unidos-Europa, con blancas, y China-Rusia-Irán-Turquía, con negras, buscan promover sus intereses geoestratégicos a lo largo de la partida.

Con su explícito apoyo a Juan Guaidó, Donald Trump ha alineado sus fichas con el firme objetivo de derrocar a Nicolás Maduro. A través de múltiples sanciones, Trump busca asfixiar económicamente a Maduro cortándole todo acceso a dólares por las ventas de petróleo en EEUU, donde la estatal PDVSA obtiene el 90% de sus ingresos; y, sin dólares no hay importaciones, se complican los pagos de deuda y no es posible revertir una producción petrolera en declive; sin embargo, Trump tampoco oculta una posible intervención militar en caso de que las presiones no cumplan el objetivo deseado.

Mientras esto ocurre a nivel internacional, la oposición venezolana se aferra al proyecto Guaidó como alternativa para salir lo más pronto posible de la gestión gubernamental de Nicolás Maduro;  solo que,  la ruta trazada -entiéndase: cese de la “usurpación”, gobierno de transición y elecciones libres-, poco a poco ha venido sufriendo retrasos importantes que hacen presumir que el sector radical opositor se impacientará  más de la cuenta, e insista en la intervención militar por parte de una coalición internacional (escenario que sin duda alguna, complicaría más la ya extremadamente grave situación político-económica del país), como única solución; sin dejar de mencionar, que esta posición  cada día gana más adeptos ante las supuestas ambigüedades  del “Team Guaidó”.

Luego del fracaso de la intentona del 30 de abril, le ha sido muy difícil al presidente de la Asamblea Nacional reagrupar sus fuerzas; entre otras cosas, porque muchos aún esperan explicaciones sobre cuáles eran los objetivos reales del movimiento del 30-A; que dicho sea de paso, solo produjo detenciones, asilo de diputados y dirigentes en diferentes embajadas, deserciones militares, heridos y muertos, por lo que las grandes preguntan continúan siendo:

¿Qué pasó con la supuesta gigantesca marcha de aquel 30-A?, ¿Por qué fracasó la convocatoria de los paros escalonados?, ¿Qué fue de la vida de la calle sin retorno?, ¿Dónde está el respaldo militar a la causa de Guaidó?, ¿Será cierto  que la diversidad de criterios sobre la estrategia a seguir por parte de la oposición es la gran traba para avanzar?, ¿Cuál ha sido el destino de la ayuda humanitaria?; en fin, por ahora solo se observa un incremento avasallante del deterioro de la vida de los ciudadanos quienes afrontan cada día con gallardía la escasez, el desabastecimiento, el bachaqueo, las fallas en los servicios públicos y la falta de medicamentos.

Ante todas las variantes expuestas anteriormente, el escenario electoral parece inminente. Mientras Capriles insiste en que Nicolás Maduro debería ser el candidato del PSUV, otros voceros expresan que el chavismo tiene y debe ser exterminado o reducido a su mínima expresión. Sin embargo, hay quienes dan como un hecho la intervención militar de la coalición multinacional; -bien con una extracción del presidente Maduro; o, con una intervención directa- y hasta se atreven a pronosticar las fechas de 22 o 23 de mayo para dichos eventos.

Lo cierto del caso es que si la oposición logra conformar un nuevo CNE, posiblemente serán convocadas las elecciones presidenciales y lo más probable es que Guaidó no sea el candidato único de la oposición (me refiero a que se presentarán otros líderes opositores como alternativa); y el chavismo, acudirá a ese proceso con Nicolás Maduro o con otro candidato que represente a las llamadas “fuerzas revolucionarias” del país, sin dejar de mencionar, que una cosa es convocar elecciones de manera inmediata;  y otra muy distinta, hacerla dentro de varios meses, un año o más), pues se supone que la oposición tiene que cumplir a cabalidad sus objetivos y presentar la plataforma de cambio que ofrecen y que mantiene esperanzado a buena parte de los venezolanos, ya que de lo contrario, el chavismo siempre será una alternativa electoral.

Fuentes: El Confidencial (Adrián Espallargas), México D.F., El Nacional, Noticiero 52, Infoenlaceweb, Correo del Orinoco y El Carabobeño.

Los chismecitos de Doña Meche

Bacalao Noruego: el encuentro realizado en el país nórdico parece que tuvo algunos mínimos resultados preliminares. Según nuestro enviado especial “Olafo el amargado”, hubo proposiciones interesantes; una de ellas, la presunta realización de un mega-evento electoral para el cuarto trimestre de este año; en el cual, se elegirían: presidente, diputados a la Asamblea Nacional, gobernadores y alcaldes. Por cierto, la lluvia de críticas al sector liderado por Guaidó, por haber accedido a asistir al encuentro no han cesado y analistas consideran que de no haber una pronta solución a los problemas políticos y económicos, sería factible una notable baja del apoyo que hasta ahora ha tenido el presidente de la Asamblea Nacional.

No hubo humo rojo en Conclave Revolucionario: durante las dos últimas semanas se realizaron varias reuniones de los altos mandos rojos rojitos. Entre los temas tratados destacaron: qué hacer en caso de una intervención militar extranjera, la supuesta renuncia de Nicolás Maduro, futuras elecciones presidenciales y escogencia del candidato, como enfrentar la asfixia económica y no ceder ante las pretensiones de la oposición y sus aliados transnacionales. Voceros que prefieren mantenerse en el anonimato, revelaron que no hubo acuerdo en ninguno de los puntos de la agenda.

Tips Universitarios. Fuentes  muy confiables aseguran que las elecciones de la nueva junta directiva de IPAPEDI, puede ser el primer round de la batalla por el control de la U.C. Se comenta que la posición del sector que se identifica con el llamado “Maldonadismo”; (quienes supuestamente están sumamente molestos por la decisión de las actuales autoridades de eliminar al ente EGREAMIGOS), será vital para inclinar la balanza en favor o en contra del Profesor Santiago Guevara, o del Profesor  Fermín Conde. ¿Cuál será la posición de Pablo Aure y sus aliados en esta primera medición de fuerzas? Sabrá “Pepe”.
Hasta nuestra próxima entrega amadísimos fieles.

Comentarios